Español

La arquidiócesis de Detroit ha implementado varios programas de ambiente seguro. Cada uno de ellos ha sido designado para ayudar a las personas a identificar situaciones que puedan dejar a un niño vulnerable a los métodos que los agresores sexuales usan y a enfatizar los pasos fundamentales que se deben de tomar para prevenir y reportar el abuso sexual de menores y de adultos vulnerables. Más de 104,000 adultos en nuestras parroquias, escuelas y otros ministerios han recibido entrenamiento. Decenas de miles de personas más han recibido entrenamiento por medio de programas apropiados para estudiantes a nivel primaria, secundaria, preparatoria y educación religiosa.

Todo el clero que realiza su ministerio en la arquidiócesis de Detroit, los empleados asalariados de Servicios Centrales y de las parroquias y de las escuelas católicas y todos los voluntarios que tienen contacto con menores de manera regular y/o sin supervisión requieren completar el entrenamiento Protegiendo a los Niños de Dios. Esta sesión de concienciación que dura tres horas enseña a los participantes a identificar situaciones que pueden dejar a un niño vulnerable, los métodos que los agresores sexuales usan y los pasos fundamentales para ayudar a prevenir el abuso.

Los niños y los jóvenes de kinder hasta grado 12, tanto los que asisten a escuelas católicas como los que toman clases de educación religiosa en las parroquias, deben de tomar los cursos de entrenamiento para un ambiente seguro de acuerdo con su edad. Cada uno de estos programas usan métodos apropiados al nivel de los niños para enseñarles expectativas de comportamiento, límites, cómo identificar adultos de confianza y cómo reconocer comportamiento inapropiado y peligroso.

En los siguientes enlaces hay más información disponible acerca de estos programas:

Entrenamiento para adultos

Entrenamiento para grados 9 a 12
Entrenamiento para grados K a 8

Preguntas Frecuentes

¿Todos los adultos que trabajan con niños deben de tomar el entrenamiento Protegiendo a los Niños de Dios?

Sí. Todo el clero, los empleados asalariados de Servicios Centrales y de las parroquias y escuelas y todos los voluntarios que tienen contacto con menores de manera regular y/o sin supervisión deben de tomar el entrenamiento Protegiendo a los Niños de Dios.

¿Los adultos que toman el entrenamiento Protegiendo a los Niños de Dios necesitan volverse a certificar?

La política actual de la arquidiócesis de Detroit no requiere de un entrenamiento de repaso para adultos.

¿Todos los niños inscritos en las escuelas católicas o en los programas de educación religiosa deben de tomar el entrenamiento de ambiente seguro?

Sí. El entrenamiento de ambiente seguro es una orden del Artículo 12 del Estatuto para la protección de niños y jóvenes. Entre los que deben de cumplir con este requisito están los estudiantes de las escuelas católicas y los de los programas de educación religiosa.

¿Los niños que toman el programa de entrenamiento para prevenir abuso necesitan tomar entrenamiento adicional a medida que van creciendo? En otras palabras, ¿si un estudiante de kínder tomó el programa apropiado a su edad de Círculo de gracia, debe continuar con el entrenamiento en los siguientes años?

Para mayor efectividad, se espera que el entrenamiento a nivel apropiado se ofrezca cada año.

¿Cuánta gente ha recibido entrenamiento desde que la arquidiócesis de Detroit implementó su programa de ambiente seguro en 2003?

Desde que se implementó el programa Protegiendo a los Niños de Dios en mayo de 2003, más de 104,000 adultos han recibido entrenamiento. Aunque no mantenemos un registro de los niños y adolescentes, sabemos, gracias a la cantidad de inscripciones, que decenas de miles de estudiantes han recibido entrenamiento por medio de programas apropiados a nivel primaria, secundaria, preparatoria y educación religiosa.

¿Se auditan los programas de ambiente seguro de la arquidiócesis de Detroit? ¿Con cuánta frecuencia se llevan a cabo estas auditorías?

El cumplimiento del programa de ambiente seguro de la arquidiócesis de Detroit se audita de manera independiente cada año. Para más información sobre el proceso de auditoría y para ver los resultados de la auditoría más reciente, presione aquí.

NOTA: La información de los enlaces en este documento están disponibles en inglés solamente con excepción del Estatuto para la protección de niños y jóvenes.