Español

La arquidiócesis de Detroit apoya a los valientes sobrevivientes que buscan hacer público el crimen del abuso sexual por parte del clero y de otros representantes de la Iglesia para que aquellos que han pecado sean confrontados y los que han sido dañados puedan encontrar sanación.

La arquidiócesis de Detroit exhorta a las personas a reportar el abuso directamente a las autoridades o al coordinador de asistencia a la víctima. Así mismo, no hay fecha ni tiempo límite para aquellos que contacten a la arquidiócesis para reportar el abuso sexual de menores por parte de sacerdotes, diáconos y demás personal. Ya sean cinco, quince o cincuenta años después, nuestra diócesis acepta y responde a todos los reportes. Desde 2002, cada queja de abuso se ha reportado a las autoridades civiles, sin importar cuándo haya sucedido. De la misma forma, ese año, la arquidiócesis entregó a las autoridades civiles todos los documentos relacionados con las denuncias de abuso de los años anteriores. Hemos cooperado, y lo seguirnos haciendo, con la investigación llevada a cabo por la fiscalía general de Michigan del abuso sexual por parte del clero en las siete diócesis del estado de Michigan.

La arquidiócesis de Detroit restringe el ministerio de manera temporal de cualquier sacerdote o diácono que se encuentre bajo investigación por una denuncia creíble de abuso sexual a un menor o a un adulto vulnerable. Como parte de la investigación, cada caso se envía a la Congregación para la Doctrina de la Fe en Roma, que posee la autoridad definitiva del caso y de autorizar la imposición de una penalización permanente ya sea de vida de oración y penitencia o de la destitución del cargo eclesiástico.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cómo puedo reportar el abuso?

Las personas que deseen reportar un incidente sospechoso de conducta sexual inapropiada o abuso sexual a menores dentro de las instituciones y ministerios arquidiocesanos se les exhorta a hacerlo directamente a las autoridades. Para hablar con la coordinadora de asistencia a la víctima, favor de llamar al (866) 343-8055 o enviar un correo electrónico a vac@aod.org.

¿Se comparten los reportes de abuso con las autoridades?

Sí. Los reportes se comparten en virtud del acuerdo firmado en 2002 con los fiscales en los seis condados que pertenecen a la arquidiócesis de Detroit.

¿Quiénes, además de la coordinadora de asistencia a la víctima, son las personas clave para procesar las denuncias de abuso que recibe la arquidiócesis de Detroit?

El arzobispo nombra a un sacerdote como su representante para supervisar la investigación de todas las denuncias que involucran al clero e imponer las restricciones que dicta el derecho canónico. Un Consejo de Revisión, constituido principalmente por laicos guiados por un director, pone en consideración los resultados de la investigación para determinar si la denuncia es “creíble” o tiene “una apariencia de verdad”, es decir, si parece o podría ser cierto.

¿Desde cuándo la arquidiócesis de Detroit tiene un Consejo de Revisión para evaluar las denuncias en contra del clero y es este independiente?

Sí. El Consejo de Revisión es independiente. Se estableció en 2002 para considerar todas las denuncias y para aconsejar al arzobispo. La lista de los miembros del Consejo de Revisión se encuentra aquí. De 1998 a 2002, un comité ad hoc aconsejaba al sacerdote representante del arzobispo encargado de manejar las denuncias de abuso.

¿Cómo se protegen los derechos de los sacerdotes cuando una denuncia se considera “creíble”?

Se le aconseja al sacerdote llamar de inmediato al abogado de derecho canónico de su iglesia. Si no tiene uno, la arquidiócesis nombra a alguien para que lo represente y aconseje durante el proceso. Si las autoridades civiles investigan la denuncia, se le aconseja al sacerdote llamar a un abogado civil y cubrir los gastos por su propia cuenta.

¿La arquidiócesis de Detroit ha compensado económicamente a las víctimas?

Antes de 2004, la arquidiócesis de Detroit pagó $1,377,000 en compensaciones y terapia para los casos que involucraron al clero. Desde 2004, se han pagado $2,665,000 adicionales en compensaciones y $428,167 en costos de terapia sumando un total de $3,093,167.

¿De dónde proviene ese dinero? ¿Se usan las donaciones del Llamado al Servicio Católico para pagar estas compensaciones?

La arquidiócesis de Detroit ha usado dos fuentes de financiamiento para las compensaciones y costos de terapia. Entre 1987 y 2002, se pagaron $301,500 a través del seguro. Cuando el seguro ya no fue posible, la arquidiócesis de Detroit y otras diócesis de Michigan establecieron un fondo similar a un “autoseguro” proveniente de las ganancias de las inversiones para reemplazar la cobertura del seguro previo. Estos fondos crecieron a tal punto que se les regresó el depósito original a las diócesis respectivas. El interés se destinó a cubrir lo que se necesitara. Los fondos del Llamado al Servicio Católico, Administradores para el Mañana, Cambiando Vidas Juntos o de cualquier otra organización de recaudación de fondos jamás se han usado para este propósito.

¿Quién paga los costos del abogado si el sacerdote o diácono es criminalmente acusado de abuso sexual a un menor?

En tales casos, se le aconseja al acusado conseguir un abogado bajo su propia cuenta. Él debe de pagar por su propia representación en la corte. La arquidiócesis de Detroit no cubre ninguno de estos gastos legales.

¿Publica la arquidiócesis de Detroit los nombres del clero que ha sido destituido de su ministerio debido a cargos de abuso?

Sí. Desde 2002, la arquidiócesis de Detroit ha publicado los nombres de todo el clero que ha sido destituido de su ministerio debido a acusaciones creíbles de abuso sexual a menores. La lista actual está disponible en la página web de la arquidiócesis. A partir de 2014 los nombres de los sacerdotes fallecidos, cuyas acusaciones en su contra son creíbles póstumamente, también aparecen en la lista.

¿Se destituye de su ministerio a todos los sacerdotes que tienen acusaciones en su contra?

Sí. Como parte del proceso de investigación, todos los sacerdotes que tienen una acusación de conducta sexual inapropiada en su contra y esta es considerada creíble por el Consejo de Revisión, es decir, dicha acusación tiene apariencia de verdad, son destituidos de manera temporal de su ministerio hasta tener el resultado del juicio canónico de la Iglesia. Al final del juicio, si el acusado es culpable, la Santa Sede impone la penalización de destitución permanente del ministerio público o laicización, en donde el sacerdote regresa formalmente al estado laico y rompe sus lazos con su arquidiócesis.

¿Qué penalizaciones se le impone al sacerdote que ha sido destituido permanentemente del ministerio?

Hay un número de penalizaciones que se le pueden imponer a un sacerdote que ha sido destituido de su ministerio debido a una acusación creíble de conducta sexual inapropiada. Como mínimo, se le prohibe ejercer su ministerio público y presentarse a sí mismo como sacerdote (esto incluye la prohibición de usar la vestimenta clerical y usar los títulos de “reverendo” o “padre”). Otras penalizaciones incluyen que el sacerdote viva una vida de oración y penitencia o la expulsión del estado clerical.

¿Cómo puede asegurarse la arquidiócesis que los sacerdotes que tienen una acusación creíble cumplan con las restricciones de su ministerio?

Un oficial de libertad condicional retirado vigila a los sacerdotes que están restringidos y/o destituidos de sus ministerios para asegurar que cumplen con las estrictas limitaciones de su ministerio público. Se requiere que los sacerdotes que tienen tales restricciones se reúnan o estén en contacto con el encargado de la arquidiócesis por lo menos una vez al mes o semanalmente, dependiendo de los requisitos que se les han impuesto.

¿Tiene la arquidiócesis una política sobre el abuso sexual a menores por parte del clero?

Sí. La arquidiócesis fue una de las primeras en implementar su política sobre el abuso sexual a menores por parte del clero en 1988. Se ha revisado varias veces y se ha actualizado. La política toma en cuenta los eventos y las experiencias de los últimos 30 años y el Estatuto para la protección de niños y jóvenes (Estatuto de Dallas), promulgado en 2002 por los obispos católicos de los Estados Unidos.

¿Se audita a la arquidiócesis de forma independiente?

Sí. Como lo requiere el Estatuto de Dallas 2002, la arquidiócesis de Detroit es auditada de forma independiente cada año. La auditoría del 2017 se condujo en nuestras instalaciones e incluyó la visita a cuatro parroquias. Se concluyó que la arquidiócesis cumple con todos los artículos del Estatuto. La carta de cumplimiento de 2017, así como las cartas de los años anteriores, se pueden encontrar aquí.

¿Qué hace la arquidiócesis para prevenir el abuso sexual de menores por parte del clero y de otras personas?

La arquidiócesis de Detroit reconoce que la mejor forma de abordar el abuso es previniendo que ocurra en primer lugar. Desde 2002, la arquidiócesis tiene un programa fuerte de ambiente seguro diseñado para ayudar a las personas a identificar situaciones que puedan dejar a un niño vulnerable a los métodos que los agresores sexuales usan y a enfatizar los pasos fundamentales que se deben de tomar para prevenir y reportar el abuso sexual de menores y de adultos vulnerables. El programa para adultos ha entrenado a más de 104,000 personas en nuestras parroquias, escuelas y otros ministerios. Decenas de miles de personas más han recibido entrenamiento por medio de programas apropiados para estudiantes a nivel primaria, secundaria, preparatoria y educación religiosa.

¿Qué hace las arquidiócesis para proteger a sus seminaristas y para formar sacerdotes sanos y santos?

El Seminario Mayor del Sagrado Corazón, que se encarga de la formación de los sacerdotes de la arquidiócesis de Detroit y de muchas otras diócesis, se adhiere cuidadosamente a las normas nacionales y universales que articula la Iglesia para la formación de los candidatos al sacerdocio. El seminario no tolera el abuso sexual o el abuso de cualquier índole dentro de sus propios programas. Además, existe un discernimiento riguroso de los candidatos que solicitan admisión. Todos los seminaristas que son admitidos son evaluados anualmente a través de sus estudios. La información y recursos acerca de la admisión rigurosa y extensa del seminario, el proceso de discernimiento y formación, el cual se lleva a cabo en oración, en colaboración y de forma continua, se encuentra aquí.

Si he recibido un sacramento (por ejemplo, bautismo, confirmación, matrimonio) de un sacerdote que ha sido acusado de manera creíble y ha sido destituido o expulsado de su estado clerical, ¿el sacramento sigue siendo válido?

Sí. Dios nos otorga la gracia de los sacramentos a través de Sus ministros. La santidad o pecaminosidad del sacerdote o diácono que administró el sacramento no tiene ningún efecto en la validez del mismo. Como lo dice el Catecismo de la Iglesia Católica:

Puesto que en último término es Cristo quien actúa y realiza la salvación a través del ministro ordenado, la indignidad de éste no impide a Cristo actuar. San Agustín lo dice con firmeza: «En cuanto al ministro orgulloso, hay que colocarlo con el diablo. Sin embargo, el don de Cristo no por ello es profanado: lo que llega a través de él conserva su pureza, lo que pasa por él permanece limpio y llega a la tierra fértil [...] En efecto, la virtud espiritual del sacramento es semejante a la luz: los que deben ser iluminados la reciben en su pureza y, si atraviesa seres manchados, no se mancha». (CIC 1584)

¿Dónde puedo encontrar más información sobre cómo la arquidiócesis de Detroit recibe y procesa las acusaciones de abuso?

En el verano de 2018, la arquidiócesis de Detroit creó una página web diseñada para consolidar y compartir sus continuos esfuerzos para abordar el abuso sexual por parte del clero. La página web protect.aod.org incluye información de cómo reportar el abuso, cómo se investigan las acusaciones y otros recursos relacionados con los esfuerzos de la arquidiócesis para proteger a todos aquellos que están a su cuidado. También, en este sitio está la carta abierta del honorable Michael J. Talbot, director del Consejo de Revisión de la arquidiócesis en la que detalla el procesamiento de las acusaciones de abuso sexual en la arquidiócesis de Detroit.

¿Por qué la arquidiócesis de Detroit conduce sus propias investigaciones de los sacerdotes acusados de abuso?

Se requiere que la arquidiócesis de Detroit, bajo la ley de la Iglesia, investigue a los sacerdotes acusados de abuso sexual a menores. Estas investigaciones siempre se llevan a cabo después de que la arquidiócesis ha dado aviso a las autoridades y después de que dichas autoridades han completado su propia investigación. Es importante notar que nuestras investigaciones internas se realizan además de, no en lugar de, lo que las autoridades deciden hacer. 

El propósito de la investigación por parte de la Iglesia es restringir o remover del ministerio a aquellos que han cometido abuso. Se toma esta acción independientemente del tiempo que ha transcurrido desde que sucedió el abuso o de si se levantaron cargos criminales. En los casos en los que no se levantaron cargos criminales, las investigaciones de la Iglesia son la única manera de remover a un sacerdote transgresor de la comunidad.

¿La arquidiócesis de Detroit hace que las víctimas firmen un acuerdo de confidencialidad?

No. Desde 2002, la arquidiócesis de Detroit no mantiene ningún acuerdo de confidencialidad, a menos de que este haya sido específicamente solicitado por el sobreviviente de abuso, tal como lo requiere la Iglesia católica de los Estados Unidos. Así mismo, la arquidiócesis no lleva a efecto los acuerdos de confidencialidad que se firmaron antes de 2002. Animamos a todos los sobrevivientes de abuso a que compartan sus historias.

Si tengo más preguntas sobre cómo maneja la arquidiócesis de Detroit las acusaciones, casos, etc., ¿a quién puedo contactar?

Por favor, envíe un correo electrónico a AODCommunications@aod.org.

Posted: January 2019