Décimo Sexto Domingo del Tiempo Ordinario (18/19 de Julio de 2020)

En el Evangelio de hoy del Evangelista San Mateo, Jesús le cuenta a la multitud una parábola describiendo el Reino de Dios: El Reino de los Cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo. Por la noche, mientras todos dormían vino su enemigo, sembró cizaña en medio del trigo y se fue. En esta parábola, el hombre permite que el trigo y la cizaña se maduren juntas, pero las separará al momento de la cosecha. Se nos alienta para que consideremos diariamente lo que estamos haciendo para obtener la vida eterna. ¿Buscamos santidad abriendo la puerta de nuestro corazón a la gracia de Dios, fortaleciendo nuestra alma en contra de la oscuridad? Una manera de contrarrestar el mal es por medio de la oración de San Miguel, que invita a la intercesión de este poderoso arcángel que lucha con nosotros en contra de la oscuridad. Asiste a la Misa dominical y participa en la Sagrada Comunión para avanzar en nuestra búsqueda a la santidad y a purificar nuestra vida por la gloria eterna. Además, para tu santificación, lee el libro de Matthew Kelly, La Mentira Más Grande en la Historia del Cristianismo, para poner en práctica hechos que se convierten en “Momentos Santos.”