Vigésimo Domingo del Tiempo Ordinario (15/16 de Agosto de 2020)

Las lecturas de la Escritura de hoy del Profeta Isaías, la Carta de San Pablo a la comunidad romana y el Evangelio de San Mateo revelan que, desde los días del Antiguo Testamento hasta la época de Jesús y los apóstoles, todos los que se esfuerzan para encontrar la voluntad de Dios y seguir Sus mandamientos están invitados a la comunidad de fe. En un espíritu de evangelización, nosotros como la Iglesia debemos ofrecer hospitalidad a todos los que deseen compartir la comunión de Cristo. La bienvenida hospitalaria a los recién llegados y los feligreses por igual, es un atributo importante de una parroquia corresponsable. Considera convertirte en un ministro de bienvenida — un ministro de hospitalidad — en tu parroquia.