Español

Queridos Feligreses de la Arquidiócesis de Detroit:

Recientemente, aprobé el inicio de la segunda fase de Juntos en la Fe, la continuación del proceso de planificación pastoral para la Arquidiócesis de Detroit, lanzado en 2003. Juntos en la Fe es un proceso a través del cual las parroquias evalúan sus ministerios y recursos, en el contexto de sus comunidades y en colaboración con sus parroquias vecinas. Doy gracias por haber heredado este sólido proceso de planificación pastoral para toda la Arquidiócesis, y acojo esta oportunidad para infundir nuevo vigor a nuestros esfuerzos de planificación.

Se contempló que la primera fase de Juntos en la Fe, prevista como un proceso continuo en vez de un esfuerzo único, fuera puesta en práctica durante cinco años. Ser mejores administradores de nuestros recursos tuvo como resultado que los párrocos y los líderes laicos parroquiales hicieran muchas recomendaciones en la primera fase de Juntos en la Fe. Esto llevó a muchas parroquias a trabajar unidas en varios asuntos pastorales, como la preparación sacramental y los programas de formación, mientras que otras parroquias se agruparon, se unieron o cerraron.

La segunda fase de Juntos en la Fe estará basada en las prioridades parroquiales que fueron identificadas durante la primera fase, y tendrá como resultado nuevas y creativas estrategias parroquiales, así como un plan pastoral abarcador y práctico para toda la Arquidiócesis.

Durante los pasados años, muchos feligreses a través del sureste de Michigan han perdido sus empleos y sus ahorros en una economía por la que se ha orado mucho. Esta segunda fase de Juntos en la Fe capacitará a las parroquias para que, en grupos, puedan reflexionar más sobre la manera en que podemos satisfacer las necesidades de un panorama cambiante en el sureste de Michigan, al identificar sus fortalezas y las soluciones para los próximos años, en un ambiente de mutuo apoyo y oración.

Resumen Para el Boletín
Continúa

Representantes de su parroquia pronto se reunirán con otros de parroquias vecinas en un grupo de planificación para estudiar y reflexionar sobre las tendencias demográficas, sacramentales y económicas, y la manera en que las parroquias pueden responder con más eficacia. Estos grupos de planificación también tratarán prioridades pastorales como los jóvenes y jóvenes adultos, la evangelización y la catequesis, ayuda y servicio cristiano, capacitación de líderes laicos, y la administración y corresponsabilidad parroquial.
Pronto también se iniciará un esfuerzo similar que involucra a las escuelas católicas K-8 a través de la Arquidiócesis. Esto ofrecerá una oportunidad para que las comunidades parroquiales y escolares incorporen a las escuelas católicas K-8 como parte de una comunidad eclesial más extensa, en vez de entidades separadas que ofrecen servicios educativos a nuestros niños.

No existe un resultado predeterminado para estos procesos. Yo espero que Juntos en la Fe fortalezca las parroquias, que ofrezca a las escuelas una mejor posición para evangelizar a sus vecindarios en palabra y obra, y que ayude a la Iglesia a cumplir su misión.

Confío que, con su participación y apoyo en oración, podamos proceder de manera considerada, sensible y respetuosa. Por favor, únanse a mí para pedir a la Virgen Madre de Dios que proteja y dirija nuestros esfuerzos para cumplir la misión de Cristo para su Iglesia.

En los próximos meses, recibirán actualizaciones frecuentes sobre esta obra importante. Mientras tanto, les doy la bienvenida y les exhorto a que aprendan más sobre Juntos en la Fe al visitar
www.aod.org/TogetherInFaith.

Sinceramente suyo en Cristo,

Reverendísimo Allen H. Vigneron
Arzobispo de Detroit